CREA, INVENTA, IMAGINA... ¡NO COPIES!

Protected by Copyscape DMCA Takedown Notice Violation Search

12 noviembre 2012

SUICIDIO EN ESPAÑA




Cuando tecleamos “suicidio” en Google ®, la primera referencia es el icono de un teléfono rojo, el Teléfono de la Esperanza. Al 968343400 le acompaña esta pregunta: ¿necesitas ayuda? 

En los últimos tiempos, cada vez que una persona se quita la vida en relación a la pérdida de su vivienda, las redes sociales y los medios de comunicación multiplican sus alertas. Rápidamente se señala a los culpables: banqueros y políticos. 

Un periódico de tirada nacional enmarcaba el suicidio de Amaia Egaña en Baracaldo con el titular “La gota que ha colmado el vaso”. Gobierno y oposición han adelantado sus reuniones para modificar la ley, las entidades bancarias han suspendido los desahucios, casi 400000 desde 2007, mientras la voz de la sociedad se ha alzado unánime pidiendo soluciones inmediatas. 

He leído un artículo de Juan Gervás, miembro del equipo CESCA (Madrid), que siempre firma sus opiniones como médico general. Uno de sus pareceres figura entre las 23 referencias que tiene la palabra “suicidio” en Wikipedia. Su título me llamó la atención: “Seamos prácticos. Frente a la crisis, ningún suicidio”. Sostiene el Dr. Gervás que las crisis económicas se acompañan de un empeoramiento de la salud, pero no de una mayor mortalidad. Y esa salud más deficiente viene determinada por el paro, la pobreza y las diferencias entre ricos y pobres. Pero aunque las crisis económicas no aumentan el número de muertes, sí incrementan el número de suicidios. 

He tratado de comprobar si este fenómeno está ocurriendo en España...

Según datos correspondientes al 2010, los últimos disponibles según el INE (Instituto Nacional de Estadística), la mortalidad global descendió en nuestro país un 1.1% respecto al año 2009. 31 de cada 100 españoles fallecieron por enfermedades cardiovasculares, 28 de cada 100 por cáncer y casi 11 de cada 100 por enfermedades respiratorias. Sin embargo, la cifra de suicidios fue la más baja de los últimos 17 años: 3145 casos. El número de suicidios se ha mantenido más o menos constante, teniendo en cuenta el tiempo que viene durando nuestra crisis económica, si bien hoy fallecen ya más españoles por suicidios que por accidentes de tráfico.

Psiquiatras y psicólogos nos han enseñado que el suicidio se gesta en el pensamiento, y que el proyecto suicida nunca es improvisado, aunque la realización sea algunas veces impulsiva. También sostienen que la causa del suicidio radica en alguna patología psiquiátrica, y nunca en el análisis lógico del individuo. 

Se estima que el 75% de los suicidas padecieron alguna enfermedad de tipo depresivo y que las enfermedades mentales están presentes en 9 de cada 10 suicidas: depresión, ansiedad y adicciones. El riesgo se incrementa cuando síntomas psicóticos e ideas delirantes, como ocurre en la esquizofenia, acompañan a los trastornos del estado de ánimo. 

Los suicidas son más depresivos, vulnerables a la desesperanza, dependientes, impulsivos y poseen poca tolerancia a la frustración. Pero las noticias siguen siendo contradictorias. 

Mientras unos medios informan que desde octubre de 2010 hasta hoy se han producido en España 5 casos de suicidio motivados por los desahucios, otros nos alertan de 9 suicidios diarios, 3 de ellos impulsados por la crisis. El desempleo sí está asociado al suicidio. Por lo tanto, la lucha contra el paro debería convertirse en la mejor terapia contra el suicidio.


4 comentarios:

J.C.Alonso dijo...

Amigo, Aloysius. Magnífico Post, directo sencillo y con las cifras en las manos. La tragedia del paro y esa plaga deleznable de los desahucios; hay que acabar con ellos. Y los gobiernos tomar buena nota. No obstante, la cultura Mediterránea(a la que pertenecemos) ni es tradición, ni sociológicamente es una manera de afrontar los problemas. Véase las cifras griegas. Son bajas por esta causa y están agonizando económicamente. Si viéramos las estadísticas de países en latitudes más septentrionales; nórdicos o eslavos. Cuatriplican nuestras cifras y por cientos. Afortunadamente, esa máxima de la esperanza es lo último que se pierde. Es válida. La gente no puede seguir sufriendo de ese modo porque lo que es una obviedad es el aumento de las enfermedades cardiovasculares, y canceres asociadas a las lacras sociales apuntadas al principio. Y no dejar de invertir en investigación científica. Es nuestro mayor capital humano. Gracias y un abrazo

aloysius dijo...

La paradoja de los países "más felices": tienen tasas más elevadas de suicidios.
http://www.tendencias21.net/Los-paises-mas-felices-registran-las-mayores-tasas-de-suicidios_a6364.html

Anónimo dijo...

La opinión de algunos psiquiatras...
http://www.deia.com/opinion/la-opinion-del-lector/mensajes-del-lector/suicidios-y-desahucios

aloysius dijo...

Otra opinión: el suicidio y los medios de comunicación.

http://www.contra-escritura.com/2012/el-suicidio-en-los-medios-de-comunicacion-un-tabu-absurdo-o-necesario?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=el-suicidio-en-los-medios-de-comunicacion-un-tabu-absurdo-o-necesario&utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter